Sant Jordi 2019

Con la llegada de la primavera llega abril, sus aguas mil y Sant Jordi.

Yo, que soy mañica, siempre he vivido este día como un día muy especial. En Aragón es día de fiesta, de celebración y, como soy de pueblo, es un día de libertad campestre, verduritas a la brasa y mucho sol. ¡Pero en Cataluña es otra historia! Ya hace años que vivo en Lleida pero me sigo sorprendiendo cada año al llegar este día.

Me encanta pasear entre libros y rosas, rebuscar el libro perfecto, leer miles de títulos, temas distintos y disfrutar de ese olor: ¡el olor a libro! En este caso soy una romántica, no te voy a engañar, me encanta como huelen los libros. Oye, ¡y las rosas también! Pero en esto último sí que soy un poco rarita, prefiero la planta entera que la flor cortada.

Bueno, ¡a lo que iba! Este Sant Jordi ha sido todavía más especial, ¡he tenido mis dos primeras firmas de libros como ilustradora! Han sido tan bonitas que casi no me lo creo.

Por la mañana estuve en la librería Caselles (Lleida), el sol nos saludó y no pude tener un mejor estreno.

La primera firma fue para una mamá y su pequeña artista, Daniela. Daniela es una mini artista de pelito rizado y sonrisa encantadora, además de alegrarme la mañana me enviaron un dibujo de Mel que me emocionó muchísimo. Me pareció increíble verla versionando mi dibujo, es algo que no te puedo explicar con palabras. Lo que sí te puedo decir alto y claro es que no me voy a olvidar nunca de ellas.

También saludé a otras personas que hacía tiempo que no veía, firme más libros y conocí historias muy bonitas. ¡Ah! también me hicieron una pequeña entrevista para la televisión, aunque finalmente sólo salí unos segunditos.

Por la tarde estuve firmando cuentos en la parada de la librería El Genet Blau (Lleida), es una librería infantil que es el paraíso. En serio, si eres o vienes a Lleida y te gustan los libros ilustrados o infantiles, ¡tienes que ir!

Allí conocí a una seguidora (si me lees: ¡Hola! 🙂 ), firmé libros a mamás con peques súper cariñosos y bonicos, conocí la historia de una perrita rescatada que también se llamaba Mel, ¡incluso hubo una peque que me dijo que iba a llevar el cuento al cole para contarlo con sus amigos! Me muero de la ternura con solo imaginar la escena. Finalmente, tuvimos que salir corriendo porque la lluvia apareció de forma repentina pero no me puedo quejar ya que el tiempo nos respetó casi todo el día.

Firmando el cuento en la parada de la librería El Genet Blau

Aprovecho este pequeño espacio para daros las gracias a todas las personitas que pasasteis a verme, ¡hicisteis que fuese un día maravilloso!

Nos vemos el año que viene 🙂

Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies